Cannabis en Colombia inicia junio con el pie derecho

Alrededor del mundo el debate sobre la legalización del cannabis se acelera cada día más y Colombia es uno de los países en América Latina que ha dado importantes pasos en el 2020, inclusive, sorteando la crisis del COVID-19.

 

El 16 de agosto de 2017, el Gobierno de Colombia publicó 5 resoluciones mediante las cuáles se consideró concluido el proceso regulatorio de la producción y transformación del cannabis usado con fines médicos y de investigación.

 

Los Ministerios de Salud, Justicia y Agricultura emitieron la Resolución 579, en la que establecen las condicionantes para ser considerado como pequeño o mediano cultivador. Al recibir este estatus, les permite acceder a asesoría técnica y reciben prioridad en la asignación de cupos y compra de su producto por parte del transformador. Además, se establece la obligatoriedad para que el 10% del total de la producción del transformador, sea generada por un pequeño o mediano productor.

 

Por su parte, las Resoluciones expedidas por el Ministerio de Salud, fijan las tarifas que deberán cubrir las empresas transformadoras, así como los procedimientos técnicos y requisitos que deben cumplir. Destacan también, los protocolos de seguridad a los que se debe apegar cualquier instalación dedicada a la investigación y proceso del cannabis, las reglas para el transporte y las cantidades máximas autorizadas para transformar.

 

Finalmente, el Ministerio de Justicia mediante sus Resoluciones, se encarga de regular y evaluar las distintas modalidades de licencias y establecen las tarifas de las mismas.

 

Esta suma de Resoluciones pone fin al proceso normativo que inició en  1986 con la Ley 30 y que esperó su reglamentación hasta el 2015.

 

El pasado 1º de junio, la ministra de Justicia, Margarita Cabello, anunció la puesta en marcha del Mecanismo de Información para el Control de Cannabis (MICC), herramienta digital que facilitará las tareas administrativas y operativas del control del cannabis en este país.

 

“Este es un sistema que nos permite canalizar todos los trámites de licenciamiento, desde la radicación hasta la expedición, y efectuar luego el control y seguimiento a las obligaciones y transacciones de los licenciatarios” señaló la Ministra en una conferencia de prensa virtual.

 

Durante su mensaje, destacó que hace apenas un mes se autorizó la primera exportación comercial de 100 mil semillas de cannabis a Denver, Estados Unidos y ya fue autorizada una segunda por 9 millones de semillas dirigidas al mismo destino.

 

Colombia, al igual que muchos países en el mundo, continúan ampliando los horizontes de una industria que bajo los mejores estándares y con la regulación adecuada, puede generar importantes beneficios para la economía y el desarrollo del país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *