EL PRIMER AÑO DE REGULACIÓN EN CANADÁ

En octubre de 2019 se cumplió el primer aniversario de la regulación del cannabis para uso adulto en Canadá. Es el segundo después de Uruguay y la primera gran economía en hacerlo. Hace unos años, las únicas cifras disponibles sobre el mercado del cannabis eran proyecciones que se basaban en datos de poca calidad o en especulaciones. Ahora es posible conocer el comportamiento de esta nueva industria legal gracias a que Canadá (por medio de Statistics Canada, la agencia estatal que recopila y reporta los datos estadísticos canadienses) actualiza constantemente la información de este sector de la economía.

 

El acumulado de las ventas reportadas desde octubre de 2018 hasta agosto de 2019* es de $611 millones de dólares estadounidenses ($806 millones de dólares canadienses). Es un mercado que tiende al alza, pasó de reportar $40 millones de dólares estadounidenses en noviembre de 2018, a $96.5 millones en agosto pasado. Esto es, que se ha duplicado (o un poco más) en menos de diez meses.

 

CANADÁ HA SUPERADO LA ESCASEZ DE CANNABIS DE LOS PRIMEROS MESES

 

Durante los primeros meses de regulación del cannabis en Canadá, se opacó el optimismo de los muchos que esperaban con ansias el nacimiento de esta industria. Y es que el éxito fue tal, que la cantidad de ventas llegó casi a igualar la cantidad de kilogramos de flor seca producidos.

 

La escasez de productos de cannabis propició que las tiendas dejaran de abrir varios días a la semana. Esta tendencia se mantuvo desde octubre hasta diciembre de 2018 cuando los registros no superaban los 19 mil kilogramos.

 

A partir de enero de 2019, la producción comenzó a repuntar, llegando en marzo a cerca de 31 mil kilogramos, es decir que había aumentado 66 %. Según los últimos datos reportados por el gobierno de Canadá, en agosto esta cantidad se había duplicado llegando casi a los 61 mil kilogramos, por lo que la disponibilidad triplica las cifras iniciales.

 

Las ventas se mantuvieron estables durante todo el periodo, aunque con una tendencia al alza. Los primeros meses, de octubre de 2018 a febrero de 2019, las ventas no superaron los 8 mil kilogramos por mes. Si se comparan las ventas reportadas del primer y último registro, se observa que estas se duplicaron, pasando de los 6.3 mil kilogramos en octubre de 2018 a los casi 13 mil de agosto de 2019.

 

Comienzan a disiparse los temores sobre la escasez de los primeros meses, pero algunos analistas creen que la producción debe llegar a un punto de equilibrio. Si se generan excedentes, los precios podrían caer estrepitosamente.

 

Esta situación sucedió en Oregón, donde se generó un excedente de cosechas que tardaría 6.5 años en ser consumida, de hecho, en octubre de 2016 el precio por gramo era de más de 10 dólares y en diciembre del mismo año llegó a menos de 5 dólares.

 

CANNABIS 2.0: ARRANCÓ EL MERCADO DE COMESTIBLES Y COSMÉTICOS EN CANADÁ

 

La regulación de cannabis de 2018 en Canadá comprendía solamente su uso adulto y medicinal, pero no era posible comercializar productos derivados o infusionados con la planta. Ahora las autoridades se preparan para implementar la segunda fase de esta regulación que inaugurará el mercado de alimentos, bebidas, cremas, aceites para vapear, entre otros, siempre y cuando no sobrepase los 10 miligramos de THC por cada unidad.

 

Las compañías han estado solicitando al gobierno canadiense los primeros permisos para producción. El proceso consiste en 60 días, periodo en el cual las autoridades llevan a cabo las inspecciones sanitarias de los lotes, la realización de las pruebas está a cargo del Ministerio de Sanidad de Canadá.

 

Se prevé que estos productos puedan salir al mercado durante los últimos días de diciembre de 2019. La nueva reglamentación incluye restricciones en el empaquetado, se prohíbe mezclarlo con algunos ingredientes (como nicotina y alcohol) y tampoco se podrán servir comidas infusionadas en restaurantes.

 

Para Brightfield Group, la firma de análisis e investigación especializada, el mercado de cannabis en Canadá podría llegar a valer 3.7 mil millones de dólares para finales de 2020. Esto es más del doble de la estimación en 2019 que llegó a 1.6 mil millones de dólares. Se espera que las ventas de los nuevos productos alcancen los 900 millones el próximo año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *